23 de Mayo de 2019 |
03 de Mayo de 2019, 17:17 hs.
Docentes paranaenses tendrán vivienda propia

El gobierno provincial, a través del  Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV), realizó el sorteo de ubicación de las 44 unidades habitacionales  que se construyen en Paraná, pertenecientes a la Asociación Civil Crece Desde el Pie (Agmer), con financiamiento del programa federal Techo Digno.

El acto, que se desarrolló en el Auditorio del Consejo General de Educación  en Paraná, fue encabezado por el presidente del IAPV, Marcelo Casaretto, quien estuvo acompañado por la titular de cartera de Educación, Marta Landó; la secretaria de Viviendas de Agmer Paraná,   Carolina Rottoli; el gerente de la regional Oeste, Rodolfo Escobar y se trasmitió en vivo por Facebook del organismo

Casaretto destacó “la importancia de este tipo de actos porque la vivienda es el núcleo en el que una familia se desarrolla, el lugar donde puede estar segura y feliz. Además, ayuda a lograr el arraigo de la gente que ha decidido vivir, formar su familia y llevar su proyecto de vida en su lugar de origen”.

"A partir de una activa política habitacional llevada adelante por el gobierno de Gustavo Bordet cada vez más familias cuentan con un techo digno, generando empleo genuino y reactivación económica en las diferentes localidades donde se construyen nuevas viviendas”, aseguró.

En ese sentido, indicó que “estamos dando un paso más con 44 soluciones habitacionales para los docentes de Paraná. Nuestro trabajo y compromiso es transformar las realidades de las familias de los trabajadores entrerrianos, cumpliendo el sueño de la vivienda propia, que de otra manera le sería imposible lograrlo”.

Puso de manifiesto “la importancia de entregar viviendas, porque este gobierno trabaja todos los días para buscar el bienestar de todos sus habitantes y es una emoción grande darles esta satisfacción a los vecinos, la de tener una casa digna en el lugar de sus afectos”.

Por último, señaló que “a través de la paritaria entre el gobierno y los docentes se puede hacer realidad uno de sus más importantes sueños, el de la vivienda propia, base fundamental del desarrollo de la familia”.

Por su parte, la  secretaria de Viviendas de Agmer Paraná, Carolina Rottoli  afirmó que "este logro es fruto de casi 10 años de trabajo, de luchas y constancia de muchos compañeros, en especial de nuestra querida compañera Susana “Peta” Acevedo que con su tozudez y energía impulsó este proyecto”.

"Es importante que los docentes puedan contar con un techo propio y una casa digna, dando respuesta a un problema muy sensible que en la actualidad tenemos los educadores entrerrianos”, destacó.

"Es un derecho fundamental de quienes trabajamos en la educación poder acceder a un techo propio y digno, por el cual luchamos durante años", remarcó Rottoli.

Dignidad a nuestros hijos

Una de las beneficiarias fue la docente Mónica Giménez se mostró sumamente emocionada: “Ahora con mi vivienda propia siento que ya completé todo lo  que soñaba conseguir, un hogar para mis hijos donde podamos ser felices y compartir los momentos más hermosos”.

Valeria Martínez es docente de nivel inicial y junto a su marido Sergio expresaron que “después de tanta espera y tanta lucha, finalmente accedimos a nuestra casa.  Estamos sumamente felices porque nuestros dos hijos van a poder crecer bajo un techo que será nuestro”.

“Luchamos mucho desde nuestro sindicato para que hoy podamos tener nuestra casa propia. Los hijos crecen pero siempre es necesario cumplir ese sueño de tener una casa a la cual llamar propia, para poder darle dignidad a nuestras vidas”, sostuvo Andrea Evangelina Fontana.

La obra

 Las unidades habitacionales están ubicadas en calle Salvador Caputto entre calle pública y Gobernador Tibiletti, cuentan con dos dormitorios, comedor, cocina y baño. Las mismas fueron cofinanciadas entre Provincia y Nación, con una inversión de más de 56  millones de pesos.

 Recorrida por las viviendas

El lunes se llevará adelante un calendario de visitas al grupo habitacional de las familias adjudicatarias, junto a técnicos del IAPV y miembros de la empresa constructora. Allí cada beneficiario tendrá la posibilidad de conocer y recorrer su propia vivienda antes de que se le entregue oficialmente, para que pueda observar si tiene algún detalle que pueda ser corregido; vaya tomando contacto y organizándose para habitarla en poco tiempo más hasta llegar al ansiado día de entregar de las unidades habitacionales.